17 noviembre 2014

Exposición: "Alfonso VIII en el Archivo Municipal"

En el Monasterio de San Juan y hasta el 7 de diciembre podemos ver la Exposición "Alfonso VIII en el Archivo Municipal" En ella se muestran 20 documentos que custodia el archivo relacionados con Alfonso VIII, el rey “burgalés”.
En el rico fondo histórico del Archivo Municipal de Burgos se custodian 25 documentos relacionados con Alfonso VIII. Entre los cuales doce son originales y el resto, copias, inserciones o confirmaciones de privilegios por monarcas posteriores. De los diplomas originales el Monasterio de San Juan es el principal destinatario, siendo una minoría los relacionados con el Concejo de Burgos o con particulares. En esta exposición podemos ver los documentos más destacados -  cartas partidas, privilegios rodados, sentencias - y la cronología de los mismos abarca desde 1178 hasta 1196.
Es cierto que Alfonso VIII no nació en Burgos, pero perfectamente se le puede apodar como el rey “burgalés, porque su vinculación y afecto por nuestra ciudad es evidente. En Burgos tuvieron lugar los grandes acontecimientos de la vida de Alfonso VIII: se proclamará su mayoría de edad y comienzo de su reinado sin tutor, su boda con Leonor y aunque fue un rey viajero es en Burgos donde para entre uno y otro viaje. En los palacios reales de Burgos en La Llana o los aposentos del castillo y luego en los palacios que se hizo edificar junto al monasterio de Las Huelgas, es donde la reina Leonor pasaba el tiempo que no acompañaba a su marido. Aquí recibió la noticia de la victoria de Las Navas de Tolosa (1212) y en el monasterio se guardaron algunos de los trofeos de esa batalla, como el famoso pendón.
Este papel que Burgos juega como capital del reino, todavía itinerante, se verá afianzado y potenciado cuando los monarcas decidan la construcción a las afueras de la ciudad, de un hospital y de un monasterio femenino, que pueda servir de palacio y lugar de residencia a las numerosas mujeres de la familia real y de panteón regio, donde reposarán los hijos que le preceden en la muerte y donde reposarán ellos mismos.
Se trata del monasterio cisterciense de Santa María la Real de Las Huelgas fundado en 1187 y de Hospital del Rey en 1195.