03 febrero 2015

Una muerte muy sentida

Si Burgos entero, como pusieron de manifiesto el incesante desfile por su  capilla ardiente y su multitudinario funeral, mostró su pesar por la muerte de Bienvenido Nieto, un hombre de bien y valedor de tantas buena causas,  ¿qué decir en la Casa de Europa de nuestro gran amigo Bienvenido? Hemos perdido a un socio activo y participativo desde la primera hora, todo bondad y disponibilidad.

Gracias, muchas gracias, Bienvenido. Sentimos inmensamente tu muerte y unidos con el mayor afecto a María Ángeles, Marta, Alberto y Enrique, preservamos en lo más hondo del corazón, tu recuerdo, deseándote la paz y el gozo que  mereces. Descansa en paz.