24 marzo 2015

Tañabueyes cede en depósito la cruz procesional al Museo de Burgos

La cruz recuperó su belleza tras el proceso de restauración hace 7 años. DBLa cruz procesional de Tañabueyes, propiedad de la Cofradía de la Vera Cruz, es una de las piezas de orfebrería más importante de primeros del siglo XVII. Obra de Juan de Lanceras, fue realizada entre los años 1612 y 1618. Durante cuatro siglos, su custodia correspondía al prior de la cofradía, pero desaparecida ésta en las primeras décadas del siglo pasado, ha sido el alcalde pedáneo, como máxima autoridad vecinal, quien se ha encargaba de custodiarla en su domicilio. Desde hace unas semanas, la cruz procesional se encuentran en depósito en el Museo de Burgos donde se trabaja en una vitrina para su exposición al público, posiblemente ya después de Semana Santa. Los vecinos de Tañabueyes han tomado la decisión de ceder la valiosa pieza al Museo Provincial por tres motivos fundamentalmente: por seguridad, por preservar su conservación y para que pueda ser expuesta y conocida por el público.
Además de garantizar la seguridad de la pieza, los vecinos entienden que el Museo es el mejor lugar para conservarla, cuidarla y limpiarla al estar en manos de profesionales. Finalmente, también han llegado a la conclusión de que una joya de tal calidad no debe estar oculta en una vivienda lejos del disfrute de los amantes del patrimonio y de cuantos pasan por el centro de la calle Miranda para ver los tesoros que conserva, y contribuir así a la conservación del patrimonio.