01 abril 2015

Semana Santa en Burgos

La Semana Santa burgalesa fue declarada en 2006 Fiesta de Interés Turístico Regional por la Junta de Castilla y León. En el año 2013, la Semana Santa de Burgos fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España.
Fe, costumbre, tradición, patrimonio, música, cultura, participación, cofradías y hermandades se fusionan, dando como resultado una SEMANA SANTA con multitud de procesiones y actos públicos de especial belleza y singularidad, siendo la Catedral de Burgos testigo fiel de todo cuanto acontece. Son jornadas de hondo sentimiento, en las que los pasos procesionales y las celebraciones litúrgicas y penitenciales toman la ciudad.
La Junta de Semana Santa de Burgos, compuesta por las dieciséis cofradías y hermandades existentes en la ciudad, es la encargada de organizar los diferentes desfiles procesionales y demás actos relacionados.

Esta festividad de carácter religioso se vive en Burgos con gran fuerza y emoción, presentando solemnes procesiones que comienzan el Viernes de Dolores, previo al Domingo de Ramos, y se prolongan durante toda la semana hasta el Domingo de Resurrección. La ciudad se llena entonces de capirotes, imágenes, antorchas y tambores que mueven a la devoción y al recogimiento.

El Sábado de Pasión se inicia oficialmente la Semana Santa burgalesa con el Anuncio y el Pregón en la catedral. Los días más señalados son el Domingo de Ramos, en que la presencia infantil se deja sentir de manera especial en la Procesión de las Palmas o de “la borriquilla”; también el Lunes Santo, cuando la Cruz con el Sudario recorre las laderas del castillo en el Vía Crucis Penitencial. De gran tradición en la ciudad es la Procesión del Santo Encuentro, que tiene lugar el Jueves Santo. Ya en la tarde-noche del Viernes Santo se desarrolla el mayor desfile procesional, el del Santo Entierro. Y el Sábado, siguiendo una antigua tradición, la Virgen de la Soledad recorre las calles que llevan hasta el Palacio de Justicia, donde se libera a un preso.

Los actos de la Semana Santa burgalesa culminan en la mañana del Domingo de Pascua cuando procesiona la imagen de la Virgen de la Alegría, recorriendo las calles de la ciudad anunciando la buena nueva de la Resurrección, hasta llegar a la Plaza de Santa María donde se canta la Salve popular. Es día de júbilo y contento, que se manifiesta mediante volteos de campanas, músicas solemnes, danzas y sones de dulzainas.

Además de los numerosos pasos, tiene lugar el Certamen de Música Procesional y el Concurso Fotográfico sobre Semana Santa en Burgos,en el que pueden participar tanto fotógrafos profesionales como aficionados.