16 diciembre 2015

Hace 38 años...

En vísperas de las Navidades de 1977, el sábado 17 de diciembre, se estrenaba en Burgos la aclamada como «la mejor película del año»: ‘La Guerra de las Galaxias’, la primera de la archiconocida saga y, sin duda, uno de los recuerdos imborrables de la llamada generación de la EGB, los cuarentones ya largos que estos próximos días acudirán con sus hijos a ver la séptima de la ya triple trilogía, ‘El despertar de la fuerza’, que, para colmo de los nostálgicos rescata a los actores de entonces -Harrison Ford o Carrie Fisher- ya inmersos en la edad tardía.
El Tívoli, el pequeño cine de butacas de la calle Cordón, se llevó en exclusiva este estreno ‘autorizado para todos los públicos’ y en tecnología Scop-color. La empresa Fernandez-Arango se hizo con la exclusiva de la taquillera película, consagrada desde su estreno en Estados Unidos, y no proyectó las aventuras de la princesa Leia, Luke Skywalker, Han Solo, Dark Vader, Chewbacca, R2-D2 y C-3PO en ninguna otra sala de la provincia durante la temporada. «Todo un mágico espectáculo en el mayor fenómeno cinematográfico de la Historia», se anunciaba grandilocuente en las páginas de este periódico.