21 enero 2016

El Monasterio de San Juan acoge una muestra histórica con instantáneas de Fede

Hasta el 7 de febrero el Monasterio de San Juan acoge una muestra que los amantes de la fotografía, de la historia y, por supuesto, de Burgos, no se pueden perder. Es la muestra 'Imágenes para el recuerdo', que a través de la cámara de Federico Vélez 'Fede' recorre la historia de la capital a lo largo del siglo XX. 
La muestra estará disponible, de manera gratuita, para todos en el renovado templo. En ella se puede conocer el cambio que Burgos registró, aproximadamente, desde la década de los 30 hasta su fallecimiento en 1979 a través de las fotografías de Fede. Como relata su hijo, Federico Vélez, el archivo familiar del fotógrafo cuenta con miles de imágenes, positivadas analógicamente por Fede y sus ayudantes durante años en los que están latentes recuerdos de la ciudad de Burgos e incluso documentos gráficos de las épocas que permanecen para muchos olvidados. Porque la suerte y, sobre todo, el esfuerzo de tanto trabajo ilusionado, ha querido que podamos contar con un legado gráfico importante, en el que es posible seguir los aconteceres más importantes acaecidos en nuestra ciudad y provincia, sólo con asomarnos a esas viejas placas, negativos y antiguas fotografías en blanco y negro, testigos de nuestra historia: los difíciles años de la guerra civil y la posguerra, el boom petrolífero de la Lora de los años 60, el despegue del Polo de Promoción, los primeros hallazgos en la Sierra de Atapuerca, los años de la Transición, el crecimiento de la ciudad, etc. 
Pero además de la “gran historia” de la ciudad, el archivo de Fede guarda también la memoria gráfica de la vida cotidiana de los ciudadanos, de los burgaleses: fiestas mayores, acontecimientos deportivos, homenajes… fotos que guardan el poso de los recuerdos más íntimos y cercanos y que permiten, asimismo, conocer mejor la tradición, cultura y forma de ser de los burgaleses. 
La exposición está organizada por la Federación de Peñas, Asociaciones y Casas Regionales de San Lesmes, quien encargó el trabajo a Federico Vélez a través de su presidente Roberto Balbás.