23 febrero 2016

El Cráneo nº4 se exhibirá en primicia en el MEH tras su restauración

Es el segundo cráneo más completo de Atapuerca después del Cráneo nº 5, el que fue bautizado como Miguelón en homenaje al ciclista Induráin y que permanece en el Museo de la Evolución Humana desde su apertura. 

El Cráneo nº 4 fue hallado en la Sima de los Huesos en 1992, el mismo año que se descubrieron los fósiles de Miguelón y a muy poca distancia de estos. Su reconstrucción y estudio, así como lo delicado de la pieza, le ha hecho permanecer todo este tiempo en los laboratorios. No viajó en su día a las grandes exposiciones de Nueva York y París -como sí hizo el Cráneo nº 5-, ni se ha mostrado en ningún otro evento.  Pero una vez restaurado y estudiado a fondo por los investigadores, el fósil original de Agamenón, apodo del Cráneo nº 4, se presentará en la sala Pieza Única reservada a los grandes ‘tesoros’.
Agamenón corresponde a un individuo adulto de una antigüedad de 430.000 años. Se trata de una calvaria o neurocráneo, como se denomina cuando falta la cara, y pertenece a uno de los 30 individuos hallados en la Sima de los Huesos.