10 marzo 2016

La diócesis lleva a Toro una docena de piezas de entre los siglos XV y XX

La nueva edición de Las Edades del Hombre, la que hace el número 21, está dedicada al aguacomo elemento antropológico, geográfico, evangelizador, bíblico, sacramental y ecológico. De abril a noviembre se mostrarán en la Colegiata de Santa María La Mayor y la iglesia del Santo Sepulcro de Toro (Zamora) 130 obras de artistas clásicos como Zurbarán, Berruguete o Gregorio Fernández y contemporáneos como Carmen Laffón o Antonio López, entre otros.De la diócesis de Burgos viajan a Toro una docena de piezas de entre los siglos XVy XX vinculadas al agua a través de la vida de Jesús, el sacramento del Bautismo, la aportación humana relacionada con ese elemento o los santos que lavaban los pies a los peregrinos. Las obras proceden de la Catedral (que aporta cuatro), el Museo de Arte Sacro de Castrojeriz (dos), Sasamón, La Vid, Santa María del Campo, Briviesca, la iglesia de San Lesmes y el Museo Teresa Peña de Entrambasaguas.
La pieza más relevante por su antigüedad y calidad histórica es la Naveta atribuida a Juan de Valladolid, del siglo XV, y que se conserva en la capilla de los Condestables de la Catedral. Se trata de una obra de plata dorada, fundida, cincelada, grabada y calada de apenas 25 centímetros que se utiliza para transportar el incienso. Destaca por la minuciosidad de sus detalles en tan pequeño formato y, principalmente, por la representación en la parte alta de la creación de Adán y Eva.

De esa misma época es también el Bautismo de Cristo, óleo de Pedro Berruguete que pertenece al altar de las Ánimas de la Colegiata de Santa María, de la localidad de Santa María del Campo.
Este cuadro sobre tabla es una de las 3 piezas que han necesitado limpieza y restauración para viajar a Toro. Las otras dos son la talla de madera de San Julián El Hospitalero (de la iglesia de San Lesmes) y el Lavatorio de los pies, de Juan de Anchieta(de Briviesca).