12 mayo 2016

La bandera de Europa ondea en el balcón del Palacio de Justicia de Segovia

07-1chas(409).JPGEl acto celebrado ayer al mediodía en Segovia, tuvo dos escenarios, el Salón de Actos del Palacio Provincial, sede de la Diputación, situado frente a la sede de la Audiencia, y la calle de San Agustín, desde donde los invitados pudieron contemplar el izado de la bandera europea.
Fue el presidente del tribunal provincial, Ignacio Pando, poco antes de recibir la bandera de manos de José Sagredo, presidente de la Casa de Europa de Burgos, quien explicó que la UE es una unión de estados que se rigen por leyes y tratados, así como por las disposiciones del Tribunal Superior de Justicia Europeo. Hay por parte de los tribunales de cada estado un reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales, explicó, y jueces y magistrados españoles tienen que velar por los derechos de todos los ciudadanos europeos, añadió.
Al igual que la bandera de la UE ondea en la sede del Tribunal Superior de Castilla y León, en Burgos, también lo hace en el Palacio de Justicia de Segovia desde ayer, coincidiendo con la conmemoración de los 30 años de la entrada de España en la entonces Comunidad Económica Europea y poco después del Día de Europa, el 9 de mayo, en recuerdo de la denominada Declaración Schuman, en la que el ministro francés de Exteriores, Robert Schuman (en 1950) dio el primer paso para la integración de los estados europeos, inicialmente seis, en torno al mercado del carbón y el acero, como garante de una paz duradera, como bien recordó José Sagredo en su intervención.
Además, Pando hizo referencia al momento sociológico por el que pasa la Unión de los 28, “difícil por la crisis económica encadenada con la de los refugiados que llegan a Europa, de conductas insolidarias en algunos estados, mientras en otros se menosprecia y surgen actitudes de rechazo”. Frente a eso, el presidente de la Audiencia afirmó “hoy más que nunca” hay que reivindicar el espacio europeo y recalcar el convencimiento de su ideario de libertad, justicia y solidaridad, entre otros valores. Como hiciera el presidente de la Casa de Europa, recalcó que Europa no ha conocido antes una etapa de paz tan prolongada, un principio que deben sostener todos los estados miembros, a su juicio, “reformando si es preciso tratados o instituciones, pero todos juntos, sin separaciones”, añadió.
El presidente de la Casa de Europa repasó el proceso de creación de la Unión Europea, hoy en día integrada por 28 estados que suman cerca de 510 millones de habitantes. José Sagredo estuvo acompañado de una amplia representación de la entidad burgalesa, con el coro de la misma, que interpretó el Himno de Europa: la Oda a la Alegría, en versión en castellano de Miguel Ríos con música de la novena sinfonía de Beethoven.