09 abril 2017

Antecedentes de la Semana Santa en Burgos

Semana Santa de BurgosLos orígenes de las manifestaciones públicas de la Semana Santa en Burgos hay que buscarlos en las representaciones litúrgicas que, al menos desde el siglo XIII, toman auge en Castilla.
Serán monjes benedictinos y cistercienses los primeros introductores de los dramas litúrgicos por medio de piezas breves, “tropos”, que se interpolan en un texto litúrgico, siendo en Castilla, en un breviario del monasterio de Santo Domingo de Silos, donde encontramos la primera prueba documental: un tropo correspondiente al ciclo de la Visitatio Sepulchri (ciclo de la pasión y resurrección del Señor) escrito a finales del siglo XI.Y que este tipo de representaciones fueron habituales en las iglesias en la Edad Media nos lo confirman las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio, redactadas en la segunda mitad del siglo XIII.
Estas representaciones propiamente religiosas o devocionales, derivarán en textos teatrales, dramas religiosos escritos para su representación, buscando provocar en los fieles la devoción, el sentimiento y la emoción religiosa. Así, se hacen populares las representaciones del Descendimiento (nacen los Cristos de brazos articulados, como el Santísimo Cristo de Burgos), el “Sermón de la Pasión” (antecedente del actual Sermón de las Siete Palabras, tan difundido en todos nuestros pueblos), el Vía Crucis, la tradición de recorrer las estaciones en la noche del Jueves Santo venerando la Eucaristía en el Monumento, el “perdón del Viernes Santo de la Cruz” (que consistía en liberar a un preso el día de Viernes Santo).
El culto a la Santa Cruz surge en la cristiandad muy pronto. Aquí, en el año 1181 se funda la primera cofradía de la Santa Cruz, apareciendo, entre los primeros fundadores, el obispo de Burgos, don Marino. Antes del año 1214 existía en Burgos un convento dedicado a San Francisco, donde los pocos libros y documentos que se han conservado nos hablan de que se encontraba establecida la Cofradía de la Vera Cruz.