04 julio 2017

Presidencia de Estonia

EE-logo-2017Los gobiernos nacionales de los 28 Estados miembros comparten la Presidencia del Consejo de la UE y ésta se transfiere de un Estado miembro a otro en turnos de seis meses, el 1 de enero y el 1 de julio de cada año. La Presidencia tiene atribuida una importante responsabilidad: el Estado miembro que la ejerce en cada turno preside las reuniones del Consejo de la UE, uno de los principales organismos decisorios de la UE. Además, la Presidencia tiene la responsabilidad de velar para que los Estados miembros trabajen en armonía, negocien compromisos en caso necesario y actúen en todo momento en interés del conjunto de la UE.
Tres Estados miembros comparten el programa de trabajo de la Presidencia de la UE (el «trío de Presidencia») durante un periodo de 18 meses. La Presidencia fija los objetivos detallados que quiere alcanzar durante su mandato y, con los otros miembros del trío, los objetivos a más largo plazo que no sería viable alcanzar en solo seis meses.
El 1 de julio de 2017 iniciaron su mandato un nuevo trío de Presidencias. Estonia asume la Presidencia del Consejo durante el primer semestre, desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 2017, y a continuación lo harán Bulgaria y Austria, respectivamente. Estos países colaborarán en la aplicación de su programa conjunto durante un periodo de 18 meses.
Entre las prioridades de la Presidencia de Estonia figuran:
  • contribuir al avance de una economía europea abierta e innovadora mediante el desarrollo de un entorno empresarial que fomente el crecimiento y la competitividad basados en el conocimiento;
  • mantener la seguridad y la protección en Europa;
  • contribuir a una mayor digitalización en Europa y fomentar la libre circulación de datos;
  • garantizar una Europa inclusiva y sostenible;
  • hacer frente a los desafíos que plantea la cambiante naturaleza en el ámbito laboral centrándose en los derechos de los trabajadores, el desarrollo de competencias y el acceso generalizado al empleo.