27 julio 2018

Exposición de Manu Brabo

Manu Brabo evidencia la realidad del sur de Senegal a través de 30 fotografías en blanco y negro. - Santi OteroLa rutina cotidiana cohabita con inusitada normalidad con el conflicto armado latente en el sur de Senegal. Esta convivencia recogida por el fotógrafo Manu Brabo viste las paredes de Espacio Tangente (Valentín Jalón, 10) hasta el 31 de julio. 30 imágenes dibujan el friso de la realidad que palpita en el corazón del país africano.
La exposición, organizada por la Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP), reúne la experiencia del fotógrafo durante un viaje en 2014 con el objetivo de realizar el seguimiento sobre el terreno de un programa de cooperación al desarrollo dirigido a impulsar la ley de paridad absoluta en Senegal.
Este periplo llevó a Brabo, Premio Pulitzer 2013 por su cobertura de la guerra civil en Siria, hasta el territorio de Casamance, donde perdura el conflicto desatado en los años ochenta por el Movimiento de Fuerzas Democráticas de Casamance (MFDC), que a la vez que reclamaba su independencia asumió «las reivindicaciones sociales de la región, sin infraestructuras y marginada política y económicamente». «Sus reclamaciones, pacíficas hasta entonces, dan lugar a Atika, su propia guerrilla, en 1985, cuando se produce un recrudecimiento de la violencia», explican en el programa de la muestra y apostillan que, aunque se firmó un acuerdo de paz entre la Presidencia de Senegal y el ala política del movimiento en 2001, el conflicto se mantiene y «sumado al tráfico de armas y de drogas entorpece el proceso de paz e impide el desarrollo de la región»..
El fotógrafo, que ha ahondado en conflictos sociales de todo el mundo (Honduras, El Salvador, Haití, Bolivia, Kosovo...), pone al espectador frente a miradas de esperanza, resignación y tristeza, le guía por paisajes paradisíacos y por terrenos peligrosos, le muestra los horrores de la guerra y la alegría de la inocencia...