03 noviembre 2018

Exposición de Fran Herreros

La colección se compone de 35 retratos, 25 pertenecientes a miembros de la Asociación Las Calzas de Villadiego, donde se exhibirán entre el 6 de diciembre y el 6 de enero. - Raúl OchoaFran Herreros es un pintor inconformista. Gusta de abandonar su zona de bienestar. Y un día le deslumbra el brillo de una estrella y decide seguirla sin mirar a los lados. Ocurrió cuando apostó todo al rosa, cuando sorprendió a propios y extraños con el salto a la figuración, cuando salpimentó su pintura con ironía, humor y una chispa pop y cuando se colocó frente al paisaje castellano robándole una imposible paleta cromática. Ahora vuelve a hacer suyo el circense más difícil todavía y se estrena en el retrato. 35 componen "El dibujante que lo dibuje, buen dibujante será", una exposición que viste las paredes de la Sala Pedro Torrecilla hasta el 21 de noviembre.
Su valentía va más allá de la apuesta por el retrato. El pintor burgalés se inclina por el blanco y negro, en un confeso guiño a sus comienzos académicos, aunque sin abandonar el pálpito del color, que brinca en las pinturas sin posibilidad de rendición.
Y no contento con este desmelene, hace sus pinitos en la escritura con una carta-poema dedicada a cada uno de sus modelos.
El proyecto cuenta con la complicidad de la Asociación Las Calzas de Villadiego, en cuya sede se mostrará del 6 de diciembre al 6 de enero, pues 25 de sus socios han posado para el artista, que completa la colección con personas importantes para él.