17 octubre 2019

Javier Cercas gana el Premio Planeta con su obra "Terra Alta"

Javier Cercas y Manuel Vilas
Nada mejor que la cultura para luchar contra la barbarie. Nada mejor que la lectura para evitar la manipulación. Mientras que cientos de independentistas radicales sembraban el caos en el centro de Barcelona, un año más la Ciudad Condal reclamaba con fuerza la capitalidad de la literatura española con una nueva edición de los Premio Planeta; la 70.

La ovación cerrada a Javier Cercas (Cáceres, 1962), que se ha alzó con el galardón con su novela "Terra Alta", y al escritor aragonés Manuel Vilas (Huesca, 1962), finalista por su obra "Alegría", parecieron querer silenciar los ruidos de las sirenas y el crepitar de las llamas provocadas por los independientes a pocos kilómetros del Museo de Arte de Cataluña, donde este año se celebró la gala.
Y habrá sido la casualidad, o quizá el destino, el que haya querido que Javier Cercas, muy crítico con los políticos nacionalistas y con la deriva independentista, se alzase con los 600.100 euros del premio por su obra, "Terra Alta".
"Terra Alta" es un thriller policíaco en la que el protagonista de la novela, Melchor Marín, exdelincuente convicto, actual mosso d’esquadra en Gandesa y héroe en los atentados yihadistas de Cambrils de 2017, se enfrenta a la resolución de un triple asesinato por la que tendrá que pagar un precio muy alto.
La novela trata de ser radicalmente distinta a todos los libros que he escrito y radicalmente fiel al mismo tiempo. "Terra Alta" es un reflexión sobre temas de actualidad como el valor, el sentido de la ley, la posibilidad de la justicia o la legitimidad de la venganza. Por esta reflexión, y ante la reiteración de la prensa de un posible paralelismo con los acontecimientos que esta viviendo Cataluña, Cercás volvió a insistir: "Este no es un libro político ni habla del procés para nada".
Por su parte, Manuel Vilas resultó finalista y se llevó los 150.250 euros que otorga la organización por su obra Alegría, una novela que habla sobre la historia de un hombre que se encuentra “en la madurez de su vida y se da cuenta de que la alegría es lo más importante de su vida, más que la felicidad, y que memoria y alegría son la misma cosa”. "El núcleo de la novela es la contemplación de los seres queridos a los que este ama. Trata sobre las raíces, los afectos profundos, el misterio del amor y la relación entre padres e hijos”, indicó el autor.
Con la entrega del Premio Planeta a Javier Cercas y el reconocimiento como finalista a Manuel Vilas, la editorial catalana introduce en su cartera a dos de los principales escritores de la esfera nacional, autores, además, ambos publicaban en el catálogo de su rival, Penguin Random House.