11 abril 2020

Notre Dame de París celebra el Viernes Santo a puerta cerrada

Una ceremonia tuvo lugar ayer por la mañana, día 10 de abril, en la catedral de Notre Dame de París. Es la primera vez que se organiza algún tipo de reunión en el interior desde el incendio que dañó parte de su estructura, hace ya un año. Solo asistieron siete personas entre religiosos y artistas.

No hubo misa sino un "tiempo de meditación" en el Viernes Santo, explicaron las autoridades religiosas de París sobre la ceremonia celebrada en Notre Dame. Por causa de la pandemia del coronavirus, solo siete personas pudieron participar en esta celebración religiosa, transmitida en directo por televisión y a pocos días de cumplirse un año del incendio que destruyó parte de la catedral.

En el evento participaron monseñor Michel Aupetit, arzobispo de París; monseñor Patrick Chauvet, rector de la catedral, y monseñor Denis Jachiet, obispo auxiliar de París. Pero también los actores Philippe Torreton y Judith Chemla, miembro de la Comédie Française, así como el violinista Renaud Capuçon.
Allí, en medio del ábside, detrás del altar, tuvo lugar esa meditación. Todos los presentes se mantuvieron al menos a un metro de distancia los unos de los otros, para respetar las medidas de distanciamiento social impuestas por el brote pandémico del Covid-19.