11 junio 2020

El Ayuntamiento descarta festejos taurinos este año en el Coliseum

Alberto García, propuesto como nuevo empresario de la plaza de ...
Coliseum de Burgos
Ni en San Pedro ni en agosto. Ni en las tradicionales festividades de La Cruz de Septiembre. La ciudad de Burgos no acogerá espectáculos taurinos durante la presente temporada en el Coliseum debido a la crisis sanitaria y medidas de restricción derivadas de la pandemia de COVID 19. El Ayuntamiento le ha comunicado a la empresa arrendataria -Tauroemoción- que durante el presente ejercicio no contempla la posibilidad de festejos taurinos en el Coliseum de la ribera del Arlazón.

Como se recordará, el máximo responsable de la empresa arrendataria, Alberto García, había manifestado su intención de organizar durante las jornadas festivas de agosto, algún espectáculo taurino. Ya trabajaba de hecho en cerrar dos corridas de toros y un espectáculo de recortadores, siempre respetando las medidas de aforo a las que obliguen las autoridades sanitarias una vez que Burgos entre en lo que se ha dado en llamar nueva normalidad tras finalizar las fases de la desescalada. 

Sin embargo, el Ayuntamiento tras estudiar las posibilidades y tras conocer a opinión del colectivo de peñas de Fajas y Blusas –a los que la actual situación no garantiza su asistencia ni sé puede determinar en qué número y forma podían acudir a los toros – ha tomado la determinación de descartar esta temporada la celebración de espectáculos taurinos. Las jornadas festivas previstas, en principio, para el último fin de semana de agosto, se desarrollarán sin festejos taurinos y está en el aire las restricciones para otro tipo de espectáculos al aire libre como los conciertos.

Hay que apuntar que tras esta decisión del Consistorio burgalés, esta temporada será la primera vez desde 1922 que Burgos se queda sin toros durante todo el año. Entonces no hubo justificación. O no tan evidente como la actual. En 1922 Burgos se quedó sin toros y sin programación por no ponerse de acuerdo el Ayuntamiento con ningún empresario.

Fue el único año que la plaza de Los Vadillos no celebró toros en las fiestas de Burgos. Incluso los años de la Guerra Civil, la plaza de Los Vadillos acogió festejos taurinos en las fechas clásicas de San Pedro. Otro año problemático fue en 1874 que no celebró toros en San Pedro a pesar de estar programados por las graves inundaciones que asolaron la ciudad de Burgos la noche del 11 al 12 de junio y que todavía hoy se recuerdan por las marcas existentes en los bajos del Ayuntamiento donde se observa la altura a la que llegó el agua.

Debido a esa tragedia, los festejos programados para San Pedro fueron suspendidos debido «a la calamidad pública acaecida», recuerdan los libros de historia. Se da además la curiosidad que ese fue el primer año que se celebraba oficialmente la feria taurina de San Pedro puesto que se había decidido su traslado el año anterior.